Home BabySwim Nuestro libro "¿Jugamos a nadar?" Lo fundamental lo pones tú

Lo fundamental lo pones tú

Qué necesitas:

 

GANAS de estar con los niños y de pasarlo bien con ellos en el agua. Si vas a estar desganado mejor que les dejes en paz, porque tu paciencia se agotará fácilmente y alguien terminará enfadado y alguien llorando. ¿Te imaginas quién se enfadará y quién llorará?

Las ganas son difíciles de adquirir en establecimientos de ultramarinos o "todo a 100", hay que acudir a tiendas especializadas de las que aún hay pocas franquicias en estos alrededores, de modo que te explicaremos la mejor manera sobre cómo hacerlas tu mismo:

Comenzando a hacerlo

Es la única instrucción. Divertirte es como "comer" y rascar que no necesitas más que empezar, aunque no tengas ganas, pues poco a poco, irán apareciendo.

 

AGUA en cantidad suficiente, no vale un vaso, ni una jarra o la ducha. La bañeralo fundam 1 copy sí, pero sólo para los más pequeños y pronto viene bien pasar a la piscina.

Vale cualquier tipo de recipiente que la contenga, siempre que garantice ciertas normas de seguridad: si es en la playa mejor báñate con bandera verde, si es en un río evita las zonas con pozas, remolinos, corrientes, etc.

En general, aunque esto va en gustos, viene bien que la temperatura no sea muy baja, porque los niños, y sobre todo los bebés, se quedan fríos muy pronto, lo que hace que tengan los músculos más tensos y les cueste moverse con facilidad. Además de los catarros, las otitis, las anginas y demás dolencias veraniegas que evitaremos en un agua no demasiado fría. Con los bebés podemos ir empezando en la bañera, con el agua a unos 34ºC e ir bajándola gradualmente para que cuando lleguemos a una piscina o a la playa, que no suelen estar adaptadas para estas edades, no noten un cambio muy brusco de temperatura. En estos casos, de cualquier modo es mejor hacer baños cortos, tras los que le debemos quitar al niño el bañador mojado, secarle bien y dejar que se caliente de nuevo al sol. Tampoco conviene repetirlos demasiado, ni muy seguido.

Debemos cuidar que el agua tenga unas buenas condiciones higiénicas. Las zonas de baño de ríos y pantanos y las playas suelen tener asignadas categorías según su limpieza y salubridad. Debemos informarnos de las mismas, pero si no es así, basta observar la limpieza de los alrededores, si existen vertidos industriales próximos, si el agua circula bien o está estancada, etc. En las piscinas, más recomendables para esto que los baños naturales, se suelen tener a la vista los últimos análisis de concentración de productos desinfectantes, niveles de pH, etc. aunque, si desconocemos cuales deben ser los niveles adecuados, no nos servirán de mucho. Debemos evitar bañarnos cuando el agua huele mucho a cloro (como a lejía) e irrita los ojos, porque significa que concentra demasiado desinfectante, y cuando presenta un color blanquecino o verdoso, lo que quiere decir que no está bien desinfectada, ni depurada.

 

UN NIÑO. Es indispensable. Uno o varios. Menos, cuanto más pequeños sean o menos sepan nadar.

Valen de cualquier edad, aunque a los mayores (a partir de los doce o trece años) empezará a no apetecerles mucho que juguéis juntos.

 

ESTE LIBRO. Hay quién simplemente con ganas, un niño y agua se embarca en la aventura de enseñarle a nadar, en ocasiones con muy buenos resultados, pero en otras con consecuencias gravísimas para los nervios del adulto y para la integridad moral e incluso física del infante. Lo mejor es tener un buen asesoramiento profesional o, en su defecto, este libro que tratará de aportar ideas, procedimientos, trucos, consejos, etc. para que el verano sea tan divertido como útil tanto a padres como a niños. Aunque ni este asesoramiento ni el de ningún otro "experto" deben hacerte ignorar lo que tu propia intuición te indica que es lo más correcto para la educación de tu hijo.

 

lo fundam 2 copyESTAR A LO QUE SE ESTÁ. Una vez que te metes, ya no valen medias tintas, tienes que comprometerte. No vale estar con los niños en el agua y charlar con el vecino sobre el presupuesto de la pintura de la escalera, ni tener la cabeza en qué hacer hoy de comer. Ni siquiera puedes estar con la atención en lo que has leído en este libro, en qué ejercicios vas a hacer o en lo mal que te han salido los anteriores, tienes que estar con los niños, de modo que puedas notar si están bien o no, si les apetece lo que les estás proponiendo o no, si es el momento adecuado o no, etc.

 

PACIENCIA y COMPRENSIÓN. La actividad no será divertida si hay que hacerla como a ti "te dé la gana" y por que a ti "te dé la gana". Ya hemos visto que el niño ve la vida de otro modo y que tu tienes que ser capaz de plantear tu propuesta desde ese punto de vista, no desesperarte y estallar violentamente cada vez que pierdes la motivación del niño, si no acostumbrarte a tener una alternativa. Y, si esta falla, otra y si falla, otras, hasta que alguna vaya bien. Pero RECUERDA: la imposición nunca es una buena herramienta para enseñar ya que el juego deja de serlo cuando es obligatorio.

 

DISFRUTAR EN EL AGUA. Una de las principales formas de aprender del niño es la imitación. No necesitarás muchas de las propuestas que te hagamos a continuación si tú dispones de tus propios recursos para disfrutar en el agua. Utilízalos y tendrás al niño deseoso de jugar contigo. Haz con los niños lo que te guste hacer a ti...¡pero adaptándolo a su edad y grado de familiarización al agua!¡No vayas a poner a tu bebé a hacer saltos mortales!

lo fund 3 copy

Por otro lado, ninguna de las propuestas que podamos hacerte a continuación será buena si tú te aburres con ella, intenta adaptarla a tus gustos y a tu modo de divertirte. No te impongas a ti mismo ninguna actividad como no se la debes imponer a los niños . Por muy listos que nos creamos no podemos hacer en unas paginas un planteamiento para cada persona, pero sí podemos hacer uno general, que luego cada lector, respetando los fundamentos, adapte a sus propias posibilidades y a las del niño.

Además con estas edades no es correcto, salvo en casos y momentos muy concretos, que estés fuera del agua así que, dado que vas a pasar buenos ratos dentro de ella más te vale, al menos, pasártelo bien.

banner cumple  pediatra  Determinación gratuita de nivel  banner curso